Nuestro Sello

 

Creemos que todas las personas merecen servicios, sin importar quiénes sean, es por ello que capacitamos y trabajamos activamente para el desarrollo de programas de protección de los derechos humanos.

Nuestra metodología se basa en un modelo de  atención social sustentado en los valores fundamentales de nuestra organización: la transparencia y rendición de cuentas, la corresponsabilidad, la fortaleza de nuestros participantes y el impulso al liderazgo social, pilares bajo los que se sustentan nuestras redes de apoyo que garantizan los derechos  y generan mejores oportunidades de vida. 

Nuestro enfoque está orientado al apoyo de grupos en situación de riesgo centrando nuestros esfuerzos en:

Garantizar los derechos humanos: que las personas gocen de la total expresión de sus derechos de acuerdo a los estándares universales.

Invertir en Liderazgo Local y organizaciones de apoyo que trabajen de manera tal que tengan un impacto positivo en sus comunidades.

Aplicar soluciones creativas a problemas arraigados: Buscamos generar ideas innovadoras a la  hora de mejorar verdaderamente la vida de los individuos y las comunidades.

Fortalecer organizaciones emergentes: Nuestro modelo “invernadero” pionero fortalece los grupos y las organizaciones incipientes garantizando la posesión de herramientas, habilidades, conocimiento y conexiones para diseñar y gestionar el trabajo de forma independiente.

Hacernos prescindibles: Luchamos para crear un mundo donde no existan personas en condiciones de marginación o estigma que sean excluidas de los servicios sociales y de salud. Trabajamos para que algún día no tengamos que ofrecer nuestros servicios.